Tengo un reclamo

QUEJA O DENUNCIA

A través de la denuncia pública y demandas indemnizatorias ONRE pretende mejorar la prestación de servicios de salud públicos, privados o sociales, con un caracter humano, objetivo y experto. Sin que los afectados gasten.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido que no es excusa para el estado mexicano el dejar de suministrar servicios de salud o hacerlo en forma deficiente por carencias económicas o de infraestructura (material o humana).

Que la autoridad más alta del sistema nacional de salud lo es el Presidente de la República.

Según la norma oficial mexicana de residencias médicas, el actuar de los residentes debe estar dirigido y supervisado por un médico especialista titulado, por ello la atención que prestan residentes sin esta supervisión no cumple los parámetros de calidad idónea contenidos en la constitución, lo que a fin de cuentas es responsabilidad del Estado.

La Ley General de Salud establece que los usuarios tienen derecho a prestaciones de salud oportunas y de calidad idónea.

Que la ley te faculta, si eres beneficiario de una institución de seguridad social (p. Ej. ISSSTE- IMSS) a elegir a tu médico o al de tus beneficiarios, siempre y cuando sea parte de la institución.

Que cualquier institución debe recibirte y atenderte aunque no seas beneficiario de la misma en una situación de urgencia (condición que pone en riesgo la vida un órgano o una función) y una vez que esta condición deje de existir, podrá referirte a una diversa.

¿A quién reclamo?

ONRE pretende mejorar la prestación de servicios institucionales de salud en nuestro País (IMSS, ISSSTE, SS, Servicios Estatales etc.), con un carácter social, gratuito, objetivo y experto, y por ello no recibe denuncias o instaura demandas en contra del personal médico o auxiliar institucional, sino únicamente se hace en contra de la institución que se considere responsable, lo que se lleva a cabo a través de dos acciones:

Según la norma oficial mexicana de residencias médicas, el actuar de los residentes debe estar dirigido y supervisado por un médico especialista titulado, por ello la atención que prestan residentes sin esta supervisión no cumple los parámetros de calidad idónea contenidos en la constitución, lo que a fin de cuentas es responsabilidad del Estado.

La Ley General de Salud establece que los usuarios tienen derecho a prestaciones de salud oportunas y de calidad idónea.

Que la ley te faculta, si eres beneficiario de una institución de seguridad social (p. Ej. ISSSTE- IMSS) a elegir a tu médico o al de tus beneficiarios, siempre y cuando sea parte de la institución.

Que cualquier institución debe recibirte y atenderte aunque no seas beneficiario de la misma en una situación de urgencia (condición que pone en riesgo la vida un órgano o una función) y una vez que esta condición deje de existir, podrá referirte a una diversa.

1.- Denuncia Pública

 La denuncia se lleva a cabo a través de nuestros medios electrónicos sobre la carencia, dilación, malos tratos, corrupción o cualquier otra circunstancia que en su concepto signifique la afectación en la salud de los usuarios, aclarando que este tipo de condiciones también pueden ser denunciadas por el personal institucional en forma anónima (médicos, enfermeras, personal de apoyo, administrativo etc.) pues el objetivo es corregir el sistema nacional de salud en el aspecto institucional.

 Recibida esta denuncia se dirige a las autoridades sanitarias y administrativas competentes y en su caso, a las Ministeriales en forma electrónica, e igualmente a los medios de comunicación con el objetivo de exhibir a las autoridades irresponsables en la atención de las carencias citadas y hacer patente su responsabilidad en el ámbito social y legal para el caso de que estas carencias se repitan.

2.- Reclamaciones Indemnizatorias

 Llevadas a cabo conforme a la Ley Federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado o sus correlativas en los Estados, a fin de que la institución responsable pague al paciente o sus representantes una indemnización reparatoria y compensatoria derivada de la omisión en la atención médica oportuna, de calidad y por personal e insumos idóneos.

 A fin de seleccionar los casos que pudieran calificar para este rubro, esta sociedad cumple un protocolo en forma estricta.

Ejemplos de carencias para reclamos

No sirve el equipo

No hay especialista

Citas exageradamente largas

No hay médico

Me atendieron solo residentes

Mala praxis médica

Urgencias no me atendió por no tener tarjetón

No había medicamento

PROTOCOLO PRIMARIO DE SELECCIÓN DE CASOS PARA TRÁMITE JUDICIAL

El paciente afectado o sus familiares deberán agotar el siguiente protocolo:

 Completar el formulario de reclamo

 Posterior al estudio del contenido del cuestionario por nuestro personal médico y legal, se elabora una respuesta en la que se define si su asunto califica para el trámite indemnizatorio, con la prevención de obtener el expediente clínico, esta respuesta no deberá tomar mas de 15 días hábiles.

 En caso de que se cuenten con elementos presuntivos de mala práctica institucional, se le guiará al solicitante para que pueda obtener copia del expediente clínico y nos sea remitido un juego del mismo para efectos de estudio pormenorizado y elaboración de la correspondiente reclamación, en su caso.

Aclaramos que en cualquier etapa nos reservamos el derecho de admitir o rechazar el asunto puesto a nuestra consideración, en este último caso se elabora una breve explicación que sustente el rechazo, sin que esto signifique que no pueda trasladarlo a cualquier sociedad o abogado para su tramitación, pues no todo evento adverso es fruto de una carencia institucional o mala práctica.

Las principales características de estos servicios son:

Tanto en la asesoría como la tramitación de Juicio, en ninguna de sus etapas, no se solicitará ningún aporte económico, los gastos de tramitación, peritos, amparos y todo el coste que genere tanto la reclamación de origen como la vía judicial hasta su última etapa corre a cargo de ONRE.

Se establece un contrato de cuota litis para el caso de obtener sentencia favorable y el correspondiente pago, cuyos términos y condiciones se pactan en cada asunto en particular.

No existe ninguna forma en nuestro sistema nacional de salud para elaborar las denuncias por carencias institucionales que pudiera tener una respuesta ágil, los organismos y oficinas creados para esto son totalmente inútiles, la exhibición a los medios y la comunicación inmediata de estas carencias vía correo institucional los hará responsables de lo que pueda llegar a ocurrir derivado del reporte que se haga, en caso de que no corrijan las deficiencias detectadas se les hará social, mediática, y jurídicamente de lo que llegue a ocurrir y que afecte a la población usuaria.

Por otra parte, la Suprema Corte de Justicia Nacional ha reconocido que en ocasiones los demandados por efectos reparatorios y compensatorios prefieren pagar las indemnizaciones que corregir el origen de estas, y que para evitar lo anterior es necesario adecuar el concepto de daños punitivos en nuestro País, que no significa otra cosa que a través de una condena ejemplar las instituciones se vean obligadas a sanear y corregir el sistema, en este caso el de salud.

Los litigios en contra del Estado no son cosa fácil, curiosamente el Gobierno crea las Leyes pero a su vez genera todo un aparato lleno de trampas legales y medios para no cumplirlas, por ello nuestro personal cuenta con años de experiencia académica y práctica en los temas materia del objeto de la sociedad y en el campo médico son expertos evaluadores del acto médico, a fin de que hacer demandas y denuncias con el sustento médico y legal necesario.

Leer más >>

Las denuncias y reclamaciones deben contener elementos presuntivos suficientes, no podríamos ingresar reclamaciones por el único ánimo de obtener una indemnización, lo que al contrario de corregir afectaría a las instituciones, se elabora un análisis médico experto y legal para evaluar los elementos del caso en particular, no estamos en la posibilidad de garantizar resultados pero sí de aportar toda la infraestructura y experiencia con el objetivo para lograr el objetivo deseado, se elabora una perspectiva económica basada en nuestra experiencia y la de diversas sentencias en la materia según sea el caso o afectaciones puestas a consideración de las autoridades, pero a fin de cuentas la cantidad final que podría ser materia de condena la determina la autoridad.

No demandamos médicos en lo particular, sino a la institución en forma directa pues la totalidad de las conductas que generan un descontento social en la atención médica son responsabilidad de la institución.